La instalación de las fundas textiles ISSE es muy sencilla e intuitiva, basta con cubrir el neumático con la funda textil para nieve empezando por la parte superior hasta donde nos sea posible. Después deplazaremos el vehículo ligeramente para terminar de instalar y ajustar. Gracias a su diseño la funda dispone de autocentraje que evita que la funda se salga cuando circulamos con ella. Se recomienda no circular a más de 50 km / hora y quitarlas cuando en la carretera ya haya nieve o hielo.

Al contrario de lo que sucede con otros modelos de fundas textiles, ISSE consigue cubrir la práctica totalidad de las medidas de neumáticos existentes con solamente 6 tallas.

Esta es una característica que permite con muy pocas referencias dar servicio a sus clientes.